Nada partidarios…

Desde hace un tiempo vengo encontrándome en la televisión un programa sumamente recomendable. Se llama “Nada partidarios“.

Hasta hace poco no sabía donde ni cuando lo echaban, y pensaba que siempre era a horas intempestivas debido a su tónica pero, ya he comprobado, que también lo televisan los jueves a las 22:00.

Al parecer, dicho programa, aunque lo dan en la cadena Net TV, pertenece al grupo de la web de Intereconomia, que también tiene un programa de economía llamado “El gato al agua” (lo ponen justo después de Nada partidarios).

Sea como sea, en ningún caso dejan títere con cabeza. Casi siempre reparten leña hacia el gobierno actual y ZP y, de vez en cuando, dejan algo (aunque poco) para los del PP.

Dentro del programa destaca el curso de Aznar Inglis. De este curso dejo dos lecciones sin absoluto desperdicio. La primera, la de la crisis, porque si no te ríes tienes un problema. La segunda, la de las bodas, porque, aunque tiene poca gracia, termina con un final que da buena cuenta de que estos no se cortan un pelo…

Aparte de los vídeos, el programa te cuenta otras noticias de la semana con un punto de vista muy agudo… en todos los sentidos.

Lección sobre la crisis:

Lección sobre bodas:
Parece que todavía no está colgado, búsquenlo a partir de mañana en esta web:
http://ramonpuntocom.blogspot.com/search/label/Aznar-Inglis

Otras direcciones de interés:

URL del programa: http://ramonpuntocom.blogspot.com/

URL de información sobre “El gato al agua”:
http://es.wikipedia.org/wiki/El_gato_al_agua

(more…)

Continue reading

Los anacronismos de mi tierra…

Resulta que en los Estados Unidos de América hay muchas personas que están en contra de la cultura amish porque opinan que suponen un atraso y un lastre al progreso en las zonas donde viven.

– No molestan a nadie -piensan algunos-.

– Pero sí que molestan cuando tu coche tiene que ponerse en la carretera detrás de su carro con una mula y armarse de paciencia para ir a su paso hasta un trecho donde adelantar -dicen otros-.

– Pero sí que traen riqueza turística con su cultura peculiar -dirían otros mas-.

Gustos para todos.

Nosotros aquí nos conformamos con, una vez al año, sacar un montón de carretas tiradas por bueyes e ir andando hasta un sitio a 50 o 100km de distancia en “peregrinación”.

Lo peculiar en nuestro caso es que, en plena hora punta, a las 8:30 de la mañana de un día laboral normal, la policía ha cortado varias de las vías más importantes de salida y acceso a la ronda de circunvalación de Sevilla durante 35 minutos seguidos para que estas carretas pudieran hacer su camino.

– Nada de hacerlo a horas que no afecten a la entrada del trabajo.

– Nada de cortar a intervalos y que pasen ahora algunas carretas, ahora algunos coches.

– Nada de obligar a que el camino de peregrinación pase por vías poco transitadas.

Nada, de nada. Aquí, una vez al año tenemos a nuestros particulares amish. Claro que estos ni son pobres, ni castos, ni… en fin.

¿Quien paga los 35 minutos de improducción de las cientos de personas que hoy no trabajaron ese tiempo? Son bastantes euros.

Ah, sí, para el que no lo sepa, hablo de las carretas del Rocío de Sevilla. Faltaría más.

Continue reading

Satánicos cristianos…

No era por seguir con el tema pero, después de leer este artículo de un amigo, no me queda más remedio que difundirlo:

En el blog que lo leí:

http://www.murillo.es/blog/2008/04/24/
como-hacer-que-tu-muerte-sea-digna/trackback/

En la cadena Ser:

http://www.cadenaser.com/espana/audios/
arzobispo-pamplona-21-2008-jesus/seresc/20080424csrcsrnac_3/Aes/

Y ese no es uno cualquiera, no, ese es uno de los que manda.

Así que como decía anteriormente: no rechazarlos es lo mismo que consentirlos.

Saludos,

PD: el próximo a ver si va de bodas argentinas, que lo tengo pendiente.

Continue reading

Mercadillos de “marca”

Me contaba hace unos días una amiga, que se había ido a dar una vuelta el domingo por la mañana a uno de esos mecardillos, tenderetes o baratillos de su barrio.

Como es habitual había genero diverso: frutas, verduras y hortalizas; libros; perfumes, jabones y ambientadores; CDs y material electrónico y, como siempre, ropa; mucha ropa.

De entre toda la ropa que fue viendo, se alegró al llegar a un puesto donde tenían los mismos pantalones y vestidos que había visto unos días antes en una tienda: berska, mango o la que fuere. Al lado del puesto, sin ningún reparo, estaba una de las dependientas voceando – ¡Auténticas faldas y pantalones de berska! ¡Ttodo auténtico! ¡Precio de ganga!… –

Mi amiga, como es natural, se puso a rebuscar su talla (para aprovechar la oportunidad) mientras comprobaba que las etiquetas parecían originales y que los precios eran la mitad: de 24 euros en la tienda a 12 allí y de 12 en la tienda a 6 allí.

Pero la mayor de las sorpresas se la encontró mi querida amiga cuando empezó a comprobar que muchas de las prendas todavía tenían puestas las alarmas de seguridad de la tienda

Evidentemente las prendas volaron del puestecillo como los papeles con el viento. Ella, que es muy honrada, decidió no llevarse nada. Se ve que todavía no sabe que esos mercadillos están completamente regulados y que, si las prendas tienen todavía la alarma puesta será porque al comprar los tenderos así, en grandes cantidades para vender en mercadillos, a veces se da algún error y algunas de las cajas no se revisan, porque allí cosas robadas no hay… digo yo ¿no?.

Continue reading