Repugnante incoherencia política.

Imagen del dictador Castro.

No puedo entender como tenemos en este país multitud de voces afines al gobierno clamando por desenterrar fosas, quitar estatuas y cambiar el nombre de las calles en nombre de una (limpieza) de la memoria histórica y luego me encuentro que el canal público de noticias “24 Horas” dedica más de 20 minutos a retransmitir en directo un acto público de un dictador cubano al que los periodistas y reporteros de esta cadena pública se refieren como “Líder de la revolución”.

Será líder de la dictadura, no líder de la revolución ¿no? o acaso la revolución todavía sigue.

Porque creo que allí, la única revolución que todavía hay, es la de los que piden democracia. Revolución que este señor (calificativo que dudo que se merezca) se encarga de aplacar impunemente mientras los cargos del partido en el gobierno van a allí a expresar su apoyo al régimen dictatorial con la excusa de mejorar las relaciones.

Se ve que este país de imbéciles no está tan mal visto matar y encarcelar a opositores de Castro como a opositores de Franco porque claro, Franco era malo muy malo (que lo era) y Castro no.

Castro es un dictador comprensivo al que tienen que estarle agradecidos los cubanos por haberles conseguido un nivel de vida tan bueno. No puedes opinar de ciertas cosas, no puedes salir del país sin permiso, no hay libertad de prensa ni elecciones pero… se vive muy bien.

Y así lo ven nuestros políticos y así parece que quieren que se muestre en la televisión pública que yo también pago.

Incoherencia política se llama a eso de forma objetiva y, como poco, de forma subjetiva, se llama poca vergüenza y basura demagógica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *