No se porqué hoy parece que estoy en Argentina

Hoy he comido en Buenos Aires o en Ushuaia.

Hoy hace un día luminoso de cielo limpio, con una temperatura cálida pero seca y, a ratos, casi frío.

Como solo en un sitio de comida rápida que bien podría ser un local de empanadas. Nadie pasa por la calle, es domingo a inicios de primavera y la gente está descansando después de comer.

Mires donde mires se ve tranquilidad. Mientras oyes como suena música latina y tres sudamericanas atienden el local.

El barrio bohemio de Palermo, las afueras de ushuaia, el parque de Lezama. En todos ellos podría haber estado hoy y no lo hubiera notado.

Me pregunto si cuando salga a la calle empezaré a ver gente caminando hacia el parque de la reserva, todos en la misma dirección, gente sin cesar, como en un anuncio de la tele. Pero me temo que no será así. Terminaré de comer y volveré a encerrarme hasta la noche en la oficina. Pero la luz amarilla y la brisa cálida me acompañarán hasta la puerta.

No se puede pedir más…. para ser agosto en Sevilla y no Octubre en Argentina.

No se puede pedir más.

Y por supuesto nada de eso tiene que enviar a pasear en las mismas fechas por cualquier lugar de Pittsburgh: Market Square, the Three point park, the University or the nice Station Center. Nada que envidiar tampoco.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *