Conducir por la izquierda, un inciso

Esto es un pequeño paréntesis en la sección de viajes, que debe continuar con mi vuelta por Buenos Aires y Ushuaia.

Esta semana he estado unos días por Inglaterra, habría cosas que contar pero no tengo tiempo para acumular más “trabajo”, así que sólo me ceñiré a describir un poco que tal funciona eso de conducir por la izquierda.

Antes de irme para las tierras sajonas ya estaba previsto alquilar un coche y la verdad es que algo que me intranquilizaba un poco; recuerdo para los despistados que allí la gente tiene la “fea” manía de conducir por la izquierda 😉

Tenía decidido alquilar el coche con cambio automático porque lo de circular por la izquierda vale, pero lo de meter las marchas con la izquierda… iba a ser que no. Y así fue: un micra automático a un precio muy razonable.

Yo ya había conducido alguna vez, aunque hacía tiempo, coches automáticos, clara ventaja 🙂 y el caso es que lo de conducir por la izquierda está chupao.

Te montas y, en el momento que ves que todo está cambiado, parece que te cambia el chip sin problemas. Así que anímo a todo el mundo que no le tenga nada de miedo, ni inquietud, ni pánico. Un coche da mucha movilidad y la sensación es sumamente curiosa. Merece la pena.

Lo único que sí aviso es que las autopistas de England tienen tráfico, mucho. Las carreteras vale, pero las autopistas son más grandes que las americanas, no en tamaño o amplitud, sino en número de carriles y cantidad de tráfico.

La M25, circunvalación de Londres (es algo así como la M-40 de Madrid), llega a tener 8 carriles en cada sentido, con tramos en los que uno llega a parar el coche y otros en los que en el carril más a la derecha (el más rápido) se circula a 100 millas/h (unos 160 Km/h) de mínima. No sé cual es el máximo permitido, yo hablo de la realidad…

El caso es que en esos momentos uno tiene la misma sensación que cuando juega a matar marcianitos; vienen coches de todos lados, a todas las velocidades y de todos los tipos. Es bastante estresante, amén de la cantidad de salidas, incorporaciones y cambios de “lane” que uno tiene que ir haciendo. Una “good experience” pero muy estresante…

Por cierto que nadie se confíe, llega a haber tramos de hasta 50 millas sin áreas de servicio (gasolineras) en la vía principal, algo muy desagradable, lo digo por experiencia: no entres en la M25 con el depósito a medias si no te vas a salir pronto, puedes pasar un mal rato y la grúa, como no vuele, no va a llegar pronto. Ante la duda, desvíate, coge una salida y reposta, aunque luego te chupes 20 millas más, me lo agradecerás…

Así que eso es todo, que nadie le tenga miedo; eso sí que practíque un poco antes con los coches automáticos para saber como van (es muy fácil); y que si es de los que se agobian en vías con mucho tráfico que lo usen solo para ir por carreteras secundarias. Por supuesto no se me ocurrió meter el coche en Londres, eso… bueno eso tiene un nombre: estupidez.

Saludos a todos.

PD: otra cosa muy recomendable es llevar un GPS o alguien que haga de lo mismo… ;-p

4 Replies to “Conducir por la izquierda, un inciso”

  1. pues si que debe de ser una experiencia, aunque creo que a mí aún se me queda grande. Me alegro que hayas podido aprovechar esos días tan necesarios y merecidos de vacaciones. Un besote.

  2. Yo tampoco sé lo que se sentirá conduciendo por la izquierda, pero me gustaría más saber qué tal se va en mi asiento favorito: el copiloto en el lado contrario. Que extraño debe ser ir sentada donde suele ir el conductor pero no hacer absolutamente nada más que mirar el paisaje…

  3. Que mi asiento favorito sea el de copiloto no quiere decir que no me guste conducir ó no esté acostumbrada a hacerlo, es solo que me encanta adormilarme en los viajes jejeje

  4. jajaja, pues me alegra haber hecho bien mi papel como GPS; somos un buen equipo.

    Esto de conducir por tierras inglesas es una experiencia que también os recomiendo, eso sí, con el depósito lleno!!! maldita cuenta atrás!!

    Y sí, Laura, eso de ir en el asiento del conductor pero como de copiloto es bastante raro…

    un saludo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *