BsAs y Ushuaia,… (9 – Donde dormí la primera noche)

Nos quedamos tras un enamoramiento alimentario y ya iba siendo hora de acabar el largo día.

Tras la cena y la tertulia anterior y posterior, llevé mis cosas a casa de Ceci y Pato. Me mostraron mi cuarto y las dos casas, durante la noche, se separaron de su unión.

La casa cuenta con un gran salón y una cocina a abierta a este, una semiterraza-lavadero, el baño, el cuarto principal y una especie de vestidor-despacho-cuarto de invitados, ese era el mío.

Allí estaba el ordenador, una tele bastante gigante y mi sofá-cama, más que de sobra para mi, que duermo en cualquier parte.

Dada la todavía escasa confianza y lo largo del día, nos acostamos rápidamente y no recuerdo que hubiese charlita antes. Solo las típica palabras de acogida de: puedes usar esto, puedes usar aquello, coge de la nevera lo que quieras, pide lo que falte, etc.

Una vez en mi cuarto, a solas, descubrí que daba a una especie de terraza con muchas plantas, pequeña pero agradable. A través de las cortinas de las enormes puertas de cristal se veían las luces de la ciudad, las luces de neón, diría para ser literario, pero no, eran simples luces.

Puse la tele para curiosear un poco, escribí en la libreta que me llevé para compartir mi viaje y me dormí.

Esa fue mi primera noche en Argentina, en la ciudad de Buenos Aires.

One Reply to “BsAs y Ushuaia,… (9 – Donde dormí la primera noche)”

  1. Que duermes en cualquier parte…menos en los campings a los que les has echado la cruz!!!!! jajaja

    Siempre es una alegría ver que continúas la crónica argentina, ánimo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *