Otro capullo: Don Antonio Burgos

Vaya tela como llevo hoy el día, otro que voy a poner a caldito y con motivos…

Para abrir boca podéis leer el original lo que crítico en
http://www.abc.es/abc/pg060215/prensa/noticias/Opinion/Colaboraciones/200602/15/NAC-OPI-002.asp

En www.abc.es

Miércoles, 15 de febrero de 2006
OPINIÓN
EDICIÓN IMPRESA – Colaboraciones
Bandoleros de blog y foro
Por ANTONIO BURGOS

Y ahora sigo yo…

¿A ver qué cojones se ha creído este tío?. Que por escribir él bien puede criticar a todos los demás.

¿qué es eso de que un blog el lo mínimo que se despacha en web? Será inepto el tío, mucho saber de letras pero ni puta idea de informática. Menos mal que yo sí y por eso puedo expresarme aquí y dejar que los demás lo hagan, con todas nuestras faltas y nuestras mentiras; en mipropio blog, en mi propia dominio registrado, y criticarle a él si me sale de los mismos.

¿Y qué es eso de la ética de los foros? Otra vez generalizando este imbécil. Hay foros buenísimos, rigurosísimos y completamente fidedignos; muchos de los cuales, por cierto, se consultan miles de veces al día en Internet y solucionan otros tantos miles de problemas.
(Por cierto Don Antonio Internet se ecribe con mayúscula…)
Pero aqui va este hombre y hace una crítica generalizada de los retretes de no sé qué.

Se ve que este señor, a su edad, todavía no se ha enterado de que todo sirve para cosas buenas y malas. Y que, si por él fuera, habría que erradicar lo blogs, los foros, el mismísimo Internet, y la tele, las armas… todo; que es “mu” malo…

Lo que es una pena es que a usted lo dejen escribir en un periódico sin revisar antes lo que dice. Que usted lo disfrute bien, no te digo…

Copia del original para el que no lo encuentre o noquiera ir hasta la página.

SI usted no tiene su propio blog, ni es moderno, ni está en la onda, ni nada de nada. A ver, parece que al fondo un señor levanta la mano:

-Pues yo soy todo eso, porque tengo un bloc magnífico, clásico, que compré en Muñagorri.

Ese bloc suyo no vale un pimiento. Acaba en ce: bloc. El hiperguay, el megamogollón, termina en ge: blog. Todo el mundo tiene su blog. Si no tienes tu blog, no eres nadie. ¿Qué significa blog? Bitácora, creo. Se cuelga en internet. Un blog es lo menos que se despacha en web. Un señor lo coloca para poner lo que se le ocurre, y para que, a su vez, los que lo lean añadan sus comentarios a calzón quitado.

-Vamos, como las paredes de los retretes antiguos de la estación de Utrera, pero en internet…

Más o menos. Pero las pintarraqueadas paredes de los excusados de la estación de Utrera eran un manual de respeto y cortesía al lado de los blogs. Según contó Salvador de Quinta, en aquellas ferroviarias letrinas alguien puso: «En este mismo rincón/y en este mismo retrete,/le di por culo a un factor,/al que pica los billetes/y hasta al jefe de estación». Eso sería ahora Versalles. En los blogs se leen cosas peores, y con nombres propios: te dicen quién es el jefe de estación. Sin ninguna prueba. Mucha basura. Cobardía del anonimato. Territorio de impunidad. Lo que era la sierra con el bandolerismo es ahora el llano de los blogs. Más inquietantes, aleatorios y peligrosos. Te subías a una diligencia para cruzar Despeñaperros y sabías que te podía salir la partida del Tempranillo. Ahora entras en los blogs y no sabes lo que te puedes encontrar. Pueden robarle a cualquiera la fama, el honor, la credibilidad. La verdad misma es desvalijada a cada momento. Nadie sabe con qué intenciones. Y nada digo de los parientes cercanos de los blogs: la familia numerosa de los foros. Piense un tema, por raro que le parezca, y de eso hay setenta foros y siete docenas de blogs. Enlazados y conectados unos con otros. Donde todas las famas son puestas en almoneda. Donde todo fundamentalismo tiene su asiento y su «nick». Hay quienes aseguran que en los partidos políticos hay militantes que, bien desde la sede, bien desde su casa, se dedican diariamente, echándole horas y horas, a entrar en estos ámbitos de lo que sobre el papel es saludable libre opinión, para repetir las consignas al uso y para descalificar insultando y desprestigiando a quien se atreva a llevar la contraria a sus ideas. Los talibanes nos tienen rodeados.

Se está imponiendo una generalizada estética del blog virtual, y algo que es más triste: la ética del foro. Que es la absoluta falta de ética. Si esos usos quedasen por lo menos en internet, que tienes que entrar en una determinada URL para que te salga tanta basura destapada… Pero han saltado a los programas de cuchicheo y cotilleo de la TV, mal llamados del corazón. ¿Qué has hecho, corazón, para que pongan tu nombre a la basura? Con la misma temeridad e impunidad de los blogs, unos bien pagados foreros, sin mayor formación que su mala baba y su falta de rigor, haciéndose pasar por periodistas, opinan de todo lo opinable, asaltan honor y fama ajenos, de los vivos y los muertos, y se inventan lo que quieren. Ayer lo comprobé una vez más. Llamé a Houston y hablé con Amador Mohedano para preguntarle por Rocío. Sólo oyendo la voz de Amador sé cómo está Rocío, no me tiene que dar más detalles. Y le oí una voz llena de vida, de esperanza, hasta con su jí, jí, já, já. Colgué el teléfono y puse la tele. Allí, unos foreros inmisericordes estaban prácticamente metiendo a Rocío en la caja. En la caja del dinero podrido que trincan por repetir en la tele las mismas vilezas que otros bandoleros, asaltantes de la verdad, escriben gratis total en los blogs y los foros.

2 Replies to “Otro capullo: Don Antonio Burgos”

  1. Bueno parece ser que al autor del Alegato de los Gatos no le gustan ni internet, ni las bitacoras, ni la posibilidad de que cada uno pueda decir que le plazca.

    No me sorprende nada esta postura de un tipo que escribe normalmente en el ABC. Y es que ese periódico lo único bueno que tiene son las grapas !

    Creo que lo suyo seria que este finde le dediques una lineas a este señor en tu estilo caracteristico y las envies a la sección de cartas al director… seguro que le gusta leerte jejejejej !

  2. Desde luego el texto de este hombre no deja desperdicio, carai, las miserias que se pudieran escribir en un retrete de estación de tren, son bella prosa comparada con lo que se expresa en un blog, porque se realiza de manera anónima.

    Parece que este autor le ha declarado la guerra al siglo en el que vivimos y además de una manera desinformada, catastrofista y porque si.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *