Sobre escribir una bitácora.

Me comentaba hace poco una amiga que escribir una bitácora siempre era algo personal. No estoy del todo de acuerdo. Es personal en tanto que lo escribe una persona, pero no en que eso signifique que tenga que contar cosas de su persona. En este caso concreto puede que sí, que estos artículos sean muchas veces personales, pero no siempre es así.

Y me comentaba también hace unos días otra amiga que ella le había dado la dirección de esta web a algunos compañeros de trabajo y conocidos no íntimos míos ¿que si me importaba?. Ante eso yo le respondía:

Una página web es pública, que la vean ciertas personas puede resultar incómodo, pero eso es una de las cosas que ya has tenido que sopesar cuando te decides a colgar algo personal. Por suerte por ahora mi estima y mi egocentrismo me permiten pasar si se hace algún comentario fuera de lugar, amén de usar la palabra como dardo si hace falta…

Queda todo bastante clarito excepto por un detalle ¿qué pasa con la gente relacionada sobre la que al escribir de uno también se escribe?. Bueno pues en este caso yo intento mantener la discrección de todos, y el quiera identificarse como personaje de una historia que lo haga sin problemas en los comentarios; o que me deje claro que no le importa. Así cuando haga agradecimientos se sabrá quién es, y cuando lo ponga verde también…

Pero en cualquier caso no hay que olvidar que esto es público a conciencia y que toda publicidad será bien recibida y nunca censurada. Y que, desde luego, todos los comentarios serán agradecidos.

Ta pronto.

3 Replies to “Sobre escribir una bitácora.”

  1. Desde luego, una bitácora es algo muy personal. Colgar tus impresiones sobre temas, recuerdos, trozos de vivencias, filosofía de vida, etc. son porciones muy privadas de tu interior.

    Cada vez que vuelcas un texto, yo descubro cosas nuevas de tu forma de pensar y de ver el mundo. Si yo fuera tú me sentiria muy vulnerable a comentarios inapropiados o críticas despiadadas, (claro que ni mi estima ni mi egocentrismo me lo permiten, que frase más buena Darío) prefiero estar al otro lado, aunque tiene que ser bonito que todo el mundo te de su opinión sobre tus impresiones, para bien o para mal.

  2. Aunque no lo creas no participa tanta gente, a la vista está. Y desde luego tu participación se agradece siempre. Además puede que no lleves la iniciativa pero desde luego cada comentario personal que haces también es una contribución pública y escrita. Así que, quién sabe, a lo mejor un día te animas y puedo poner la tuya en la lista de “Bitácoras amigas”… 😉

  3. Entiendo que prefieras pasarte de discreto y respetuoso ante la gente a la que haces referencia, pero a veces puede convertirse eso en tu contra, y quedar como un poco enigmático y ambiguo, ¿no crees? Desde luego hay temas que obligan a andar de puntillas por ellos, como las críticas, elogios (merecidos o infundados) o los temas privados y personales. Pero eso de “me comentaba una amiga” y ” me comentaba también otra amiga”…(me identifico como la segunda amiga… jaja).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *