La incertidumbre en el determinismo.

Domingo, 31 de julio del 2011


(De la wikipedia: http://en.wikipedia.org/wiki/Chaos_theory. A plot of the Lorenz attractor for values r = 28, σ = 10, b = 8/3.)


A raíz del comentario realizado por Liliana en el artículo Lbertad, ética y determinismo incluyo esta explicación pendiente sobre porqué se puede vivir sin pesar una vida determinada.

La explicación ya la apuntaba Jesús en su comentario sobre ese artículo:
"si todo está ya escrito, ¿qué sentido tiene la vida?" Yo te explico cuál es el sentido que yo le veo: que ninguno de nosotros sabemos qué es lo que va a pasar


Y todo se lo debemos a la Indeterminación y al Caos.

Gracias al principio de incertidumbre de Heisenberg sabemos que siembre va a existir una indeterminación en las mediciones que realizamos, y asumir esto significa que nunca vamos a conocer con exactitud el punto de partida de ningún sistema.

Así mismo, gracias a la teoría del caos sabemos que es imposible predecir el comportamiento de un sistema complejo cuando no se conocen exactamente sus condiciones de partida.

Por tanto, asumiendo la veracidad de estas dos premisas, sabemos que nunca, nunca, nunca, por mucho que avance la ciencia ni la tecnología, vamos a poder predecir el comportamiento de los sistemas complejos, porque nunca vamos a conocer con exactitud su punto de partida.

Y eso significa que nunca, nunca, nunca, vamos a poder predecir "el futuro". O al menos que no lo vamos a poder predecir con una certeza tal que nos haga sentir incómodos.

Con el tiempo y con las mejoras en la precisión de las medidas, llegaremos a tener una gran exactitud en las mediciones de la física clásica, posiblemente, con el tiempo, lleguemos a poder predecir el comportamiento del clima con muy poco error.

Pero, en lo que atañe a las cuestiones cuánticas y al comportamiento de las moléculas, difícilmente podremos mejorar mucho. Ya a día de hoy se trabaja con probabilidades de estado de las moléculas y no con mediciones. ¡Y esto, esto, es magnífico!

Esto es lo que nos permite tener la tranquilidad de que nuestros pensamientos, pensamientos que son producidos por reacciones moleculares e interacciones eléctricas neuronales, nunca van a poder ser predecidos con exactitud.

Eso es lo que nos permite vivir con el determinismo: la certeza de que todo está determinado pero es imposible predecirlo.

En la práctica, si algo no se puede predecir, no importa que esté determinado.

Así que no nos queda más remedio que vivir con la tranquilidad de que es como si nada estuviera determinado.


Un ejemplo aclaratorio: el juego de la ruleta.

Una ruleta aislada del exterior y con un tamaño suficiente se convierte en un sistema simple de física clásica.
Simple porque al estar aislado (por ejemplo por una campana que evite vientos y vibraciones) no se puede ver afectado por interferencias complejas que lo conviertan en un sistema caótico.
Basado en física clásica porque a partir de que la bola tenga milímetros o centímetros no se va a ver afectada por las reglas de la física cuántica.

Por tanto, con la dedicación y recursos suficientes (no muchos), no me cabe duda de que se podría obtener una ruleta predecible con absoluta certeza.
Es decir una ruleta donde, desde el momento en que se tira la bola, pudiéramos predecir con absoluta certeza en que número va a terminar cuando la ruleta esté parada.

No creo que se necesitase más que una buena cámara de precisión para tener una imagen inicial del lanzamiento y unos buenos medidores láser que indicaran la velocidad, dirección y sentido de la bola, así como su rotación y la rotación de la ruleta. Y que esa información se introdujera en un sistema informático preparado (con el resto de datos fijos: medidas, materiales, índices de rozamientos, etc.) para que en unos segundos tuviéramos el número premiado, mucho antes de que la ruleta se parase.

Obviamente a ningún casino le interesa esto, por eso ni las ruletas están aisladas ni se permite hacer mediciones.

Pero, si asumimos que existe una ruleta así y qué podemos predecir donde va a caer la bola ¿quién iba a apostar al número perdedor? ¿o qué mérito tendría hacerlo al número ganador? En este caso el determinismo sería una pesada losa difícil de llevar.

Pero desde el momento que no se puede predecir dónde va a terminar la bola, todo cambia. Todos deben jugar su juego como si el final de la bola no estuviera determinado. Y de hecho así se hace en todos los casinos del mundo (exceptuando los trucados).

Y por esta misma razón, desde el momento en que contamos en nuestro universo con la incertidumbre y el caos, desde el momento en que la ruleta de nuestra vida no se puede predecir, no queda más remedio que vivirla (jugarla) con la alegría de que nada está definido.

Al principio nos puede generar cierta incomodidad saber que no es cierto, que todo está determinado. Pero en cuanto se entiende que, en la práctica, la determinación no predecible es exactamente igual que la indeterminación, podremos dormir mucho más tranquilos.


Es muy posible que, con el tiempo, gracias a las mejoras en las mediciones de las zonas activas del cerebro, se pueda llegar a predecir con algunos segundos de antelación si una persona está pensando en besar a otra o si una persona está pensando en matar a otra. Pero me atrevería a afirmar que no pasará de ahí. Nunca llegará a existir una predicción fiable de lo que realmente terminará haciendo esa persona respecto de lo que se estaba planteando. Nunca se podrá llegar a predecir si el beso o el crimen se iban a llegar a producir, habrá que seguir esperando a que el hecho se consume y nuestra "libertad" seguirá intacta.

Pero no nos entusiasmemos, con el tiempo, cuando todos llevemos sensores cerebrales integrados que emitan de forma pública nuestras mediciones cerebrales en tiempo real (y el móvil sea algo muy del pasado), entonces, en esa época, nunca nadie llegará a poder predecir nuestros actos pero sí que sabrán en cada momento sobre qué estamos pensando (sexo, matemáticas, cariño, odio, colonias o libros). Y no duden que eso será usado para intentar vendernos algo concreto.

Será la siguiente etapa comercial, una vez que se supere el simple comercio personalizado por detección de la retina que se muestra magníficamente en la película Minority Report (basado en el mismo libro de Philip K. Dick).

Saludos a todos. Que otra cosa podría decir sino aquello que estaba determinado.


Nota: La RAE no admite la palabra "predecido", sólo admite la forma "predicho". No obstante creo que en este texto la palabra "predecidos" expresa mejor lo que pienso.



Lunes, 16 de mayo del 2011


Por fin cuelgo aquí una entrevista de unos 40 minutos que merece la pena ver.

Los primeros 10 minutos pueden ser algo pesados o decepcionantes pero, a partir de ahí, no hace más que mejorar y mejorar.

La entrevista termina siendo una de las más dinámicas que he visto. Salvando las distancias, en algún momento me recuerda a la que hace años hizo Jesulín de Ubrique en el programa Las mil y una noches de la cadena Canal Sur. Claro que en aquella el presentador (Joaquín Petit) supo apreciar lo que había.

En esta, poco antes de la entrevista, el presentador-periodista pasó un par de días con D. Enrique Cerdá para conocerlo mejor y saber sus opiniones. Por lo que luego no debería haber acabado el programa tan sorprendido...

Dejando a un lado las opiniones personales sobre cultivos transgénicos y sobre cultivos ecológicos, aseguro que hay al menos dos momentos pletóricos del programa que todo el mundo va a reconocer.




Que lo disfruten.

PD: para descargar el video:
https://docs.google.com/leaf?id=0Bxdp9PkcPA7oOTE4Njk3ODUtOWVmOC00NDRmLWFiNzMtYjA5MGY5ZjhjNjZm&hl=en

Martes, 22 de marzo del 2011

Ejemplo de lo que se puede ver en el New York Times

Dos sitios Web que merece la pena visitar:

- Uno, un montaje de fotos de gran calidad donde pueden apreciarse los destrozos hechos por el agua. Nadie se lo debería perder.

Es del New York Times. Moviendo las barras de en medio de las fotos se muestra la nueva o la antigua.
http://www.nytimes.com/interactive/2011/03/13/world/asia/satellite-photos-japan-before-and-after-tsunami.html?hp


- Dos, un artículo claro y objetivo explicando los riegos y problemas de la Centrales Nucleares. Es un poco técnico pero a los detractores de esta energía les va a encantar (en serio).

Este es de la web: http://noticiasdelaciencia.com y su autor es Jorge Munnshe.
http://noticiasdelaciencia.com/not/636/como_es_un_accidente_nuclear_grave/

Saludos.

Botas Chirucas - El buen hacer de una marca.

Domingo, 18 de julio del 2010




Hace más de 15 años, cuando tenía 16 ó 17 años compré mis primeras botas Chirucas para hacer el Camino de Santiago.

Eran unas botas sencillas, con parte de cuero y parte de nylon. Hoy en día todavía las uso a veces en el campo, donde las tengo como calzado de reserva. Me quedan estrechas porque mi pie ha crecido y los tacos de la suela están gastados. Pero las botas están ahí, perfectas.

Durante esos años tuve algún calzado más de esa marca y, a finales de 2005, compré mis segundas botas Chirucas para un viaje a Argentina en el que iba a pasar por Ushuaia.

Estas segundas, por su destino, me las recomendaron en una tienda de montaña: buen precio, suela termosellada (impermeable) y muy cómodas. Tan cómodas que luego han estado en Inglatera, en Francia, en Portugal, otra vez en Argentina (en Patagonia y en Iguazú) y en todos los veranos o salidas a campo por España.

Han aguantado tierra, lluvia, hielo, hierba, barro y arena de playa.

Curiosamente, hace un par de meses, descansando de una excursión por el Guadiamar, por lo nuevas que parecían, pensaba en cuando tendría que cambiarlas por otras. Todo el exterior estaba perfecto, ni un raspado y ni un roto; el interior parecía nuevo y sólo la suela tenía los tacos algo gastados, pero vamos, lo normal.

A la vuelta de esa misma excursión, noté que algo se me había enganchado en la suela y cuando miré descubrí que no era así, que era la propia bota. Por alguna razón, una parte de la suela se había despegado y colgaba del pie.

El trayecto de vuelta de la excursión estuvo marcado por mi sorpresa ante la casualidad de los pensamientos previos y por la tristeza de que estando "nuevas" les hubiera pasado eso a las botas y que ahora tuviera que buscar otras similares.

Además, debido a la cercanía del verano y de las posibles actividades vacacionales, era un poco fastidioso.

Dediqué unos días a buscar unas sustitutas. Mi idea, desde luego, era que también fueran Chirucas y ya estaba casi decidido a comprar el mismo modelo o uno que había visto un poco más técnico y que me había gustado, pero la duda de si con el tiempo podría sucederles algo similar me frenaba.

Las primeras duraron más de 10 años; las segundas, estando nuevas, sólo 5 ¿estará afectándoles la sociedad de consumo? ¿podría dentro unos años, estando la bota aparentemente bien, despegarse la suela de repente en un momento inapropiado?

Y esto es lo sorprendente del asunto, para quedarme tranquilo, antes de comprarme otras de la misma marca, trasladé mis dudas a calzados FAL (Chiruca). Les comenté mis impresiones y mis dudas.

Hola,

Quería comentarles que he tenido varias botas suyas, algunas las he dejado en herencia y con más de 10 años de antigüedad todavía hacen el avío de mis sobrinos.
Siempre he estado muy contento con ellas y siempre me han dejado pasar buenos momentos con el pie cómodo y bien protegido.

Sin embargo, les adjunto las fotos de unas Chiruca Hunter que compré a finales de 2005. Sólo las he usado para caminatas por monte no escarpado y en algún caso con algo de nieve.
Están perfectas en todos los sentidos, las suelas no están gastadas y el interior está impecable. Pero, en una paseo de hace un mes por un arroyo, a una de ellas se le despegó, sin más, una parte de la suela del talón.

Entiendo que las botas no están en garantía ni yo estoy buscando una compensación. Lo que me gustaría es que me comentarán porqué ha podido pasar eso cuando las suelas ni siquiera están gastadas y en otros modelos eso no ha pasado.

Quiero comprarme otras similares pero no me gustaría que me pasara lo mismo.

Es una pena que unas botas que están aparentemente nuevas tengan que dejar de usarse por algo así, además me preocupa que, sin ningún signo externo que lo indique, uno no sepa cuando puede pasarle algo así (y quedarse tirado en medio de un viaje).

Quedo a la espera de su respuesta.



Ante mi sorpresa, directamente me respondieron que las botas tenían arreglo, que se las enviara explicando el problema y que ellos las reparaban (sin coste) y me las devolvían (a portes pagados).

Hace unos días, dos semanas después del envío, he recibido de vuelta en mi casa las mismas botas con la suela completamente nueva en ambos casos (aunque sólo una de ellas estaba despegada).

Así da gusto comprar productos de una marca que, encima, con muy buena calidad, suele tener un precio menor que la media.

No puedo dejar de compartir desde aquí mi buena experiencia y alabar el buen servicio de esta marca.

Yo sí sé de qué marca voy a seguir comprando el calzado que necesite.

Un saludo.

http://www.chiruca.com/




Vida laboral, vida en general.

Martes, 16 de marzo del 2010




Ayer un compañero nos envió este enlace.

Artículo del El País: Explotación remunerada.

Fue muy triste ver como en pocos minutos, las 12 personas del equipo, estaban comentando lo verídico del artículo y lo identificados que se sentían con él.

Y lo realmente triste no es sentirse identificado con lo que se dice en él. Sino ser conscientes de ello y no hacer nada por cambiarlo.

¿Merece la pena no cambiar de vida por unos pocos de miles de euros?
La respuesta no es sencilla. Cada uno tendrá que buscar la suya.

- Enlace para descargar el artículo en pdf.