Domingo, 25 de enero del 2009


Si yo fuese alcalde, esa sería la pregunta que tendría que hacer un lunes por la mañana cuando entrase echando rayos por la puerta del ayuntamiento, después de haberme montado el fin de semana en el autobús y el tranvía de Sevilla.


- Hecho 1: En la parada del tranvía del Prado de San Sebastián un mensaje anuncia en español: "Línea 1 limitada en Archivo de Indias".

Me paso un rato preguntándome que significará eso ¿querrá decir que hay algún problema y que por esa zona el tranvía va más lento?. A que va a ser que la línea 1 se corta ahí y un analfabeto del ayuntamiento ha redactado así el mensaje porque queda más "fino".

Al momento, en perfecto inglés, se oye el mensaje: "La última parada de esta línea será Archivo de Indias". ("The last stop of this line will be Archivo de Indias".)

Ya sin asombrarme, como alcalde, no podría dejar de pensar quién sería el incompetente que al día siguiente iba a ser despedido.


- Hecho 2: Esperando en la parada del autobús, me quedo mirando la parte de atrás de uno de ellos y leo un mensaje publicitario municipal que dice: "Usar el transporte público, no contamina, comprometerse".

¿Qué significa eso? ¿Querrá decir "Usar el transporte público, no contaminar, comprometerse ó "Usa el transporte público, no contamina, comprométete"?.

En fin, no sé, qué menos que el mensaje tuviera dos tiempos verbales iguales... digo yo.

Pero así nos va, si no saben ni leer ni escribir ¿qué les vamos pedir? ¿que hagan puentes y caminos?.


Saludos a todos.


Hasta el gorro del periodismo...

Domingo, 11 de enero del 2009


Hace ya tiempo que vengo preguntándome qué enseñan en las facultades de periodismo y si las personas que acuden a esas facultades son las que luego redactan y emiten las noticias de la televisión y la radio.

Me asombra la falta de objetividad general de la información, algo que no sería preocupante si a través de distintos medios de comunicación uno pudiera tener informaciones de diferentes tendencias y sacar sus propias conclusiones pero, por desgracia, esa diversidad de información sólo se produce en temas políticos y económicos. En los temas sociales y emocionales sólo existe el pensamiento único.

Es como si en las escuelas de periodismo adoctrinarán a los pupilos sobre cuales son las ideas "buenas" y "malas" que deben transmitir y esa fuera la verdad universal.

Como ejemplo, noticia del telediario del mediodía de hoy domingo 11 de enero en Antena 3. Las manifestaciones en contra de las operaciones militares israelíes contra Gaza.

Entre otras informaciones se dice: -Miles de personas también se ha manifestado en Sevilla.- ¡Miles!, no decenas, ni cientos, ni mil sino ¡miles!

Y es la tónica general. Cada vez que hay manifestaciones a favor de una de esas causas "buenas" se pierde toda la veracidad y credibilidad de las noticias. ¿Seremos mejor sociedad por autoengañarnos pensando que hay miles de personas "buenas" que nos rodean?.

Junto con la información de semejante cifra (insisto, ¡miles!) sólo se muestran imágenes donde se ve a la multitud. Fíjense, nunca, nunca, en ninguna imagen de manifestaciones "buenas" se pueden observar los límites de las manifestaciones. Nunca es posible ver realmente hasta donde llega la gente de modo que uno pueda hacerse su propia idea de la magnitud del evento.

¿Que se pretende con estos engaños? ¿son conscientes? Si no lo son ¿por qué son unos inútiles todos los redactores jefe de noticias?.


Obviamente esto no tiene nada que ver conque yo esté en contra o favor de Israel, ni de Bush ni de cualquier otro. Esto sólo tiene que ver con que no creo que nos hagamos ningún favor con esta patraña de telediarios que tenemos. El favor se ve que se lo hacemos a otros. A ver quién es el valiente que le resta importancia a una manifestación tan noble, honorable y humana.