De como valorar las cosas y querer lo que uno tiene

Miércoles, 21 de junio del 2006
Había una vez dos hombres que vivían en la montaña. Los dos sabían que las pequeñas piedras rojas que sacaban de la mina cercana eran muy valiosas para hacer trueques y vivir bien. Con aquellas piedras rojas podían hacer cambios y obtener cosas que no estaban en la montaña: pescados del mar, pieles distintas, metales, etc.

Continua leyendo "De como valorar las cosas y querer lo que uno tiene"

Domingo, 18 de junio del 2006
La primera mañana que yo amanecí en Argentina fue la mañana de un sábado (8 de octubre de 2005). Mis anfitriones no trabajaban, y para cuando me levanté, a una hora prudencial, vi que tenían preparado una especie de desayuno faraónico para agasajarme.

Toda la mesa llena con zumos, leche, galletas, cereales, no recuerdo si tostadas, etc. Ahí sí tuvimos un ratito de tertulia: de donde soy, de donde eres, qué has visto tu de mi país, qué he visto yo del tuyo, de qué conoces a Nacho y a Carolina, etc.

Me contaron que ellos pasarían el fin de semana fuera visitando la familia, eso la verdad es que me alegró porque me daría un poco más de libertad, intimidad o independencia, no porque no la tuviera, sino por la timidez de apenas conocerlos y estar en su casa.

Ese día de sábado aún sería día de convivencia con la familia Jiménez-Jambrina, sobre todo con Nacho y la facción joven (José Luis) y todo el resto de invitados que íbamos a ir recogiendo de sus diferentes hoteles a lo largo del día.



Continua leyendo ""

Domingo, 18 de junio del 2006
Nos quedamos tras un enamoramiento alimentario y ya iba siendo hora de acabar el largo día.

Tras la cena y la tertulia anterior y posterior, llevé mis cosas a casa de Ceci y Pato. Me mostraron mi cuarto y las dos casas, durante la noche, se separaron de su unión.

La casa cuenta con un gran salón y una cocina a abierta a este, una semiterraza-lavadero, el baño, el cuarto principal y una especie de vestidor-despacho-cuarto de invitados, ese era el mío.

Allí estaba el ordenador, una tele bastante gigante y mi sofá-cama, más que de sobra para mi, que duermo en cualquier parte.

Dada la todavía escasa confianza y lo largo del día, nos acostamos rápidamente y no recuerdo que hubiese charlita antes. Solo las típica palabras de acogida de: puedes usar esto, puedes usar aquello, coge de la nevera lo que quieras, pide lo que falte, etc.

Una vez en mi cuarto, a solas, descubrí que daba a una especie de terraza con muchas plantas, pequeña pero agradable. A través de las cortinas de las enormes puertas de cristal se veían las luces de la ciudad, las luces de neón, diría para ser literario, pero no, eran simples luces.

Puse la tele para curiosear un poco, escribí en la libreta que me llevé para compartir mi viaje y me dormí.

Esa fue mi primera noche en Argentina, en la ciudad de Buenos Aires.


Conciertos

Domingo, 18 de junio del 2006
Me levanto el domingo por la mañana y, mientras miro el correo en el ordenador, me sale en la tele un concierto. Un concierto que intuyo acabando, un concierto de multitudes entregadas.

Canta ahora un chica con tintes de rockera, pero con vestido negro arreglado y zapatos de tacón; dice algo de "quiero vivir, quiero gritar, quiero sentir el universo sobre mi..." he tenido que ir al google para, en dos segundos, saber quién era: Amaral. Ahora se ha hecho una canción a dúo con un tal Antonio que habla de espías, pelo de mujer y deseo; no consigo saber quién es. Solo ha hecho una canción, el turno a pasado a "La chica de ayer", un clásico, con Nacha Pop.

Está claro, el concierto está en las últimas; en la parte romántica, donde las masas entran en trance y la parejas de una noche se abrazan. Muchos nunca se volverán a ver. En la parte donde los solitarios echan de menos compañía y los acompañados se acuerdan de ella.

Me llama la atención, supongo que hacía tiempo que no veía un concierto emotivo sin cantantes cursis, creo que el último fue en un reportaje sobre Antonio Flores y fue hace bastantes años...

Saludos a todos.


PD: luego han seguido Lolita con un poco de más marcha y Sabina, con "Princesa", una de mis preferidas... con diferencia. Todos a una sola canción.

PD: pero discrepo, nunca es demasiado tarde... princesa.

PD: y sigue con 19 días y 500 noches en el dúo Sabina-Estopa, Estopa solos y Bisbal solo ( se ve que el dúo Estopa-Bisbal... no quedaba bien), Ana Torroja con "Barco a Venus"...


Cambios

Martes, 6 de junio del 2006
Efectivamente, he hecho algunos cambios en la bit. Ya era hora, hace tiempo que quería poner mi mensaje de bienvenida :-)

Lo de las fotos es porque alguno me ha comentado que sin foto es muy difícil saber quién soy, y que por mucho que cuente no se puede llegar a identificarme. No estoy de acuerdo, pero por si acaso ahí van las fotos ;-)

Además en vista de que soy perezoso y no me veo ilustrando mis artículos, me estoy planteando abrir un fotoblog o un catálogo de fotos online. En cuanto haya novedades aviso...

Por alusiones del comentario de Laura del artículo anterior:
Vaya, está más personalizado ahora el blog. Menudo contraste en las fotos ¿no? (parece que has perdido bastante pelo por el camino jeje).

En la infantil pareces un Oliver Twist, tímido y modosito. En la de al lado, bueno, no pareces tan modosito pero está chula (creo qye te la hice yo el año pasado en el cumple de D.), por no hablar de la camiseta tan "original" que llevas...;-)


Respecto a la cara de "no tan bueno" de ahora... porque me pilló ese día, porque yo sigo teniendo cara de bueno y de joven.... y que lo soy... :-)

Y verme con ese flequillo de pequeño... que agobio, como se nota que he madurado y ahora sé lo cómodo que es no peinarse jajajaja

(gracias por la foto que, por cierto, fue sin posar...)