A quien sepa darse por aludido ;-)

Lunes, 29 de mayo del 2006
Y, siguiendo con el "vulgar" pero socorrido recurso literario del paralelismo:

No te digo como eres porque aún no te conozco.
No te ofrezco nada porque aún no sé lo que quieres.
No te hago alabanzas porque todavía serían idealistas.
Me contengo porque pienso.
Me dejo llevar porque soy humano.
Y me intimidas.
...

BsAs y Ushuaia,... (8 - Un amor a primera vista)

Lunes, 29 de mayo del 2006
A estas alturas ya me cuesta recordar si era jueves, viernes o sábado, el día que yo llegué. Pero sé que seguimos en el primer día, es decir que yo había llegado por la mañana, después de chuparme casi un día de viaje desde Sevilla, incluyendo la noche de avión. Y ya era otra vez de noche, la primera noche en BsAs.

Acabábamos de llegar (después de la cena de privilegiados) a casa de Carolina y Nacho; no toda la familia, pero sí los que dormían allí: José (su hermano), Margarita (su madre) y yo (que dormía ¿donde?...).

Continua leyendo "BsAs y Ushuaia,... (8 - Un amor a primera vista)"

Tengo yo una amiga a la que nadie llama por su nombre

Domingo, 14 de mayo del 2006
Tengo yo una amiga a la que conozco poco, pero a la que entiendo. Tengo yo una amiga de la que no sé mucho, pero con la que hay confianza.

Tengo yo una amiga que no llama mucho la atención, pero que nunca pasa desapercibida.

Tengo yo una amiga que es buena y lo parece, pero también muy "mala"1 y no lo parece. Calmada, hasta que toca divertirse. Que nunca rompió un plato, rompió muchos; pero responsable.

Tengo yo una amiga que dice que es torpe o incluso poco lista, pero que eso no es infravalorarse, sino conocer sus límites. Yo discrepo, no es torpe ni poco lista, solo ha adoptado una postura inteligente.

Tengo yo una amiga que no espectacular o explosiva, pero que es guapa y atrae: tiene encanto; y he visto a varios hombres hacer cola en una puerta, para despedirla al dejar una fiesta. He visto como nunca le han faltado acompañantes; ni como nunca le ha faltado conversación, ni conversadores.

Tengo yo una amiga que tendrá días malos, pero que siempre sonríe.

Sé que saber escuchar es uno de sus secretos, pero que la escuchen y repliquen también le encanta.

Tengo yo una amiga a la que nadie llama por su nombre y que me cuenta como a veces uno siente, al hablar con alguien, que no está a la altura. Ahora yo le digo: que conmigo siempre ha estado a la altura de todo lo que hemos hablado. Y que no se preocupe si alguna vez se ha sentido incómoda, porque a mi también me ha pasado y, siendo todo tan inocente, no es más que algo curioso.

Yo tuve el lujo de ser obsequiado con parte de su tiempo, aún con dudas de cómo comportarse ;-)

Que todo siga igual, ¿verdad?.




1 En el estricto y absoluto sentido positivo, que lo hay.

Nota: es curioso como a veces es más fácil decir las cosas de forma pública, cuando en realidad son para una sola persona, que decirlas en privado. Y a veces hasta gusta más, debe ser el morbo de los mensajes abiertos.